Archivo Mensual: Abril de 2012

Abr 27

Darse de hostias por placer

Hence the Dojo, hence respect, thou shall believe people who say, “Oss!” It’s Samurai code. It’s honour, no lies. Jean-Claude Van Damme en su fabulosa película JCVD Mucha gente dice que a los que nos gusta pegarnos somos unos bestias, unos animales. Porque me guste darme de hostias de manera consentida no soy ningún monstruo. …

Continuar leyendo »

Abr 25

El coleccionista de recuerdos

Conocí a aquel tipo un día gris, en una ciudad gris, en una temporada gris de mi vida. Yo me liaba un cigarrillo mirando correr el agua. Él pasó por mi lado. Me gustaría poder hacer una descripción detallada, pero ni siquiera su nombre se quedó grabado en mi memoria. Supongo que sólo recuerdo lo …

Continuar leyendo »

Abr 22

Mierda pseudo-intelectual

“Me parece una mierda pseudo-intelectual para mojabragas gafapasta y machitos reprimidos”, esa fue la opinión de ella al pasar poco más de media hora leyendo su libro. “Es normal que tuvieras éxito con esta mierda carente de sentido, es la moda. Seguro que has podido tirarte a muchas Bettys Page con esto, ¿Verdad?”. Se conocieron …

Continuar leyendo »

Abr 18

Ruido blanco

Para este relato, me gustaría que no sólo lo leyerais, si no que también lo sintierais. El relato va sobre el ruido blanco, así que, haciendo click en ésta página accedéis a una web que genera ruido blanco. En la bola grande de arriba ajustáis el volumén a uno que os sea cómodo, y cuando …

Continuar leyendo »

Abr 17

Gracias

Nunca sé dar las gracias en el momento adecuado, ni de la manera adecuada. Así que escribo lo que debí escribir meses atrás, cuando esto no era más que una ilusión irreal sin ningún sentido aparente. Justo cuando la afición se empezó a tornar en una pequeña vocación, pero más grande que casi cualquier otra …

Continuar leyendo »

Abr 14

Dos, tres, cuatro.

Se ducha, se frota el pelo una vez, se frota dos veces, tres, cuatro. Coge la toalla y se seca, se la pasa por el cuerpo una vez, se la pasa dos, tres, cuatro. Se acerca al espejo y sonríe una vez, sonríe dos, tres, cuatro. Después se le salta una lágrima, saltan dos, tres, …

Continuar leyendo »

Abr 02

Violencia

Carlos apuraba el último trago de su vaso de whisky y las últimas caladas del cigarrillo que había encendido minutos atrás. El apartamento estaba atestado de humo que se mezclaba con un desagradable olor a sudor. Los muebles estaban llenos de polvo y era evidente que nadie había fregado el suelo en meses. Cuando la …

Continuar leyendo »