Abr 17

Gracias

Thank you Mr Vaughan
Nunca sé dar las gracias en el momento adecuado, ni de la manera adecuada. Así que escribo lo que debí escribir meses atrás, cuando esto no era más que una ilusión irreal sin ningún sentido aparente. Justo cuando la afición se empezó a tornar en una pequeña vocación, pero más grande que casi cualquier otra que haya sentido hasta ahora. Ese momento en el que una chispa encendió el fuego de las teclas, la tinta, y los cuadernos.

Y todo gracias a ti, gracias a creer en mi como nadie había echo. Este blog ha cambiado, no sé si para mejor, pero sí para mi bien. Necesitaba un empujón que llegó de manera emocionante e inesperada. Creo que quizá pronuncié varias veces la palabra “gracias”, pero nunca expresé lo que sentía. Quizá se me olvidara, quizá me pasé demasiado tiempo pronunciando otras palabras como “lo siento”, quizá no sabía como expresarlo.

Se ha echo tarde para esto pero aún así tengo que decir que todo lo que logre de una manera u otra (Aunque sólo sea unas visitas a este churro de blog) siempre tendrá su punto de inicio, su batir de alas de mariposa, su alfa, el primer bosquejo, su Adán y Eva… en una fría mañana de sábado casi lluviosa. Las páginas en blanco se han convertido en delirios con formas que antes sólo me atrevía a soñar a que quedasen incompletas en el limbo de los bits. Y ahora mi prosa está impregnada de un olor que jamás podré olvidar, un tacto que permanecerá en mi piel para siempre.

Gracias por creer cuando ni siquiera yo creía. Gracias por darme la oportunidad de atreverme a escribir en serio.

Gracias.

And thank you for bringing me here, for showing me home

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: