Jul 11

Cristales rotos (Escena cuatro)

Podéis encontrar el resto de entregas de “Cristales rotos” pinchando en Escena uno, Escena dos, Escena tres, Escena cuatro , Escena cinco y Escena final

More Broken Glass
La cámara enfoca un calendario que nos es familiar. La fecha que indica en esta ocasión es el seis de junio del dos mil cuarenta y siete. Deberíamos tener muy buena memoria o revisionar escena a escena para darnos cuenta de que la fecha es la misma que al principio de la historia. Una vez nos damos por enterados del dato, sin darnos cuenta el cuadro ha cambiado a un plano general de la habitación. Vemos al mismo personaje de siempre, introduciendo la fecha del pasado en el teclado del ordenador. Está sentado dentro de la máquina, sonriendo, sabiendo que va a tener éxito en su empresa. Esa sonrisa nos produce a los espectadores cierta tristeza porque sabemos que minutos después, toda su ilusión se romperá junto con los cristales de su tan estudiada máquina. Y no podemos avisarle, porque sabemos que ya ha pasado, que nos lo enseñan precisamente para que sintamos pena por el protagonista. Un ruido como de corriente eléctrica invade la sala mientras dejamos de ver a nuestro protagonista mientras todo el cristal se ilumina. Vemos como en unos segundos empieza a salir humo del mismo y, de repente, revienta, llenándolo todo de cristales rotos.

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Baaaah es que me fascina como escribes. Y dices que nunca has escrito guión… bueno, algún día lo harás y algún día yo seré productora y produciré lo que escribas y sí, esto es una amenaza.
    Hace un par de meses estabas en plan Bukowskiano, ahora te noto muy… Murakamiano, no sé si soy yo que estoy irremediablemente perdida entre sus parrafos y le veo por todas partes o… ¡tú dirás!
    Sigue escribiendo, seguiré leyendo 😉

  2. Jajaja, ¡¡a mi me da el subidón cada vez que me pones un comentario!! La idea de hacer en plan “descripción de escenas” me vino del último de Palahniuk, Murakami… lo último que leí suyo fue hará unos cuantos meses, pero supongo que soy un poco esponja y voy a absorbiendo un poco de cada uno jaja.

    Muchas gracias por tus comentarios 😉

  3. Pues te recomiendo encarecidamente que leas After Dark, de Murakami, si no lo has hecho ya, no quiero parecer pedante ni mucho menos, pero es que me fascinó como el lector pasa a ser el protagonista al ser el narrador una cámara que va y viene de un personaje a otro… No sé, una maravilla jeje
    Lo dicho, espero el siguiente relato 😉

  4. Pues no, ese no lo he leido, el que más me gustó en su día fue La caza del carnero salvaje, pero me apunto la recomendación 🙂

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: