«

»

Ago 08

Sudor y gemidos

sunday morning session
Una gota de sudor recorre la frente de María. Esquiva las diminutas cejas y velozmente se dirige a su ojo derecho, haciendo que lo cierre instintivamente. Ella maldice el calor y el verano que siempre le ponen impedimentos para poder masturbarse a gusto. Coge el pañuelo que tiene justo al lado, en la mesita de noche, para secarse el sudor que le acidifica los ojos. Se ha perdido el climax del video porno que está viendo, justo el momento en el que el fornido hombre perfecto descarga una absurda cantidad de viscosa sustancia en el interior de una colegiala inocente que quiere aparentar que es su primera vez, poniendo los ojos en blanco y describiendo en inglés lo increíble que es la sensación de sentirse rellena de moco blanco.

Solamente diez minutos antes de esa gota, ella ha sentido el “click” en su cabeza. Ese “click” que sin saber de dónde viene o cómo, hace que en cuestión de segundos tenga el tanga empapado en un fluido pegajoso con un fuerte olor dulzón. Esta vez ha decidido darse placer exclusivamente con sus dedos observando las casi cómicas posturas de un video porno profesional. Lleva demasiado tiempo utilizando varios juguetes a la vez, imaginándose a varios de sus ex-amantes poseyéndola al mismo tiempo, lo que le deja agotada, física y mentalmente. Así que, como la persona que decide ver una película de Stallone para regodearse en la violencia sin un ápice de fatiga mental, ella ha decidido imaginarse protagonista de ese video disparatadamente explicito.

Pone el video de nuevo treinta segundos antes de la corrida para poder darse tiempo a frotar el clítoris con los dedos índice y corazón lo suficiente como para poder llegar al clímax. Gime, grita, maldice, reza y finalmente, silencio. Una gota recorre su mejilla, pero esta vez no va hacía su ojo derecho, si no que sale de él.

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. XIII

    ¿Y yo que no comprendo el porno? No me molesta, ni tengo problema o me causa rechazo. Pero en serio, NO LO COMPRENDO. Así, con mayúsculas. Debo ser rara. ¿Tú sabes la sensación que te produce ver un documental sobre mandriles de trasero azul en la dos o de super construcciones en el discovery channel? Pues más o menos, salvo que con el componente de interés reducido en un 95% en el caso del porno… En fin, dejémoslo xD

    En cuanto al relato, me ha gustado, muy acorde con las temperaturas y con lo desquiciante que resulta la situación si no se dispone de un aparato de aire acondicionado xD
    Me gusta tu vocabulario y como lo usas, detesto los relatos eróticos, “picantes” o de contenido sexual que suenan melosos, dulces y llegan a resultar incluso babosos…
    Se te da bien la cosa 🙂

    Un abrazo!

  2. Santi

    Bueno, como todo, va en gustos, pero eso sí, la imaginación hace maravillas imposibles de buscar en una página que empiece con una x.

    Sobre el relato, bueno, yo a esos los llamo “relatos de caricias y besitos” que, oye, está bien si es lo que pretendes, pero si lo que buscas es el “picante” la corrección política es mejor dejársela bajo la cama mirándote con cara de incredulidad. Aunque creo que la mía se acabó asfixiando allí jaja

    P.D. ¿EXISTEN MANDRILES CON EL CULO AZUL? QUIERO UNO!!!!!!!!

    1. Santi

      jajajaja que maravilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>