Ago 15

Tocar el cielo con los dedos

Sex
Dos cuerpos de pie pegados a la pared, se están mirando a los ojos. Con la espalda sobre el muro está Gema, una muñequita de diecinueve años con mirada inocente. Delante, Luis, veintiséis años con mirada de pervertido follador.

La mano derecha de Luis se alza por encima de su cabeza. Se está apoyando en la pared para poder mantener el equilibrio. Aunque sus dedos están sobre la fría pintura amarilla, la cual empieza a descorcharse, el no lo siente así. Lo que puede sentir son sus yemas rozando el azul del cielo. Está tocando el cielo con los dedos de la mano derecha. Los de la izquierda están ocupados desentrañando el misterio del pubis virgen de Gema. Ella gime tímida, descubriendo eso de lo que tanto le han hablado sus amigas. Ella no toca el cielo, toca el infierno, las estrellas y un fuego incomparable a cualquier sensación que haya tenido con el chorro de la ducha. Luis se corre y Gema chorrea.

Luis mañana querrá volver a tocar el cielo en su sexo. Gema querrá que la taladren hasta la extenuación. Él querrá volver a tocar el cielo una y otra vez, pero ella despertará el infierno entre sus piernas con decenas de amantes.

Y Luis morirá de melancolía mientras Gema muere de placer.

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. !!!

    Cómo me ha gustado… Esa sensación indescriptible y a la vez tan gráfica, tan aplastante y definitiva de la primera vez que experimentamos el placer, pero ese placer del que tú hablas, el carnal, el real, el compartido y no el ligado al cariño o al amor precisamente. El que te atrapa en una espiral cóncava, irrefrenable. Es la primera vez, sin embargo, nos suena y nos parece tan familiar, tan necesario…

    Y siempre termino divagando bajo tus textos.
    Qué horrible soy.

    Pues eso, que me ha encantado ^_^

    1. Por cierto tengo que confesar que este relato está inspirado en el título de un amigo y en una canción de Nacho Vegas… 😉

  2. No te preocupes, a mi me encanta que divagues en mis textos : )

    Eres de las pocas personas que comentan, y tus comentarios siempre son una inyección de ganas de seguir.

    Un saludo y gracias!

  3. “Pero que mal, fatal. Era un sueño y ahora es real…” Maravilloso Nacho Vegas, le vi este verano en el Universimad. Fue mágico y doloroso, más de lo que esperaba, aunque fui con mi chico y el pobre se estaba durmiendo todo el rato jajaja

  4. Pues en el universimad ha sido la… sexta o septima vez que le he visto este año, imagínate lo que me gusta jajaja

    Pero es lo malo de Nacho, que si no lo conoces mucho o no te apasiona… los conciertos te pueden dejar grogi… xD

    ¿Has escuchado lo que ha hecho en solitario su teclista, Abraham Boba? Otro genio…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: