Cómo sobrevivir al Sonorama (Parte 2)

Puedes ver la primera parte aquí

¿Por qué ir al Sonorama? Las razones de la gente que no va ya me las sé. Que si siempre los mismos grupos, que si es otro festival más de lo cientos que hay ahora, que blablabla. Pues no es uno más porque fue de los primeros, de los primeros que apostaban por grupos de aquí y luego ya lo que se podía internacional que cuadrase en fechas. Decir que siempre los mismos grupos, con un cartel de unos ¿ciento cincuenta? más o menos cada edición me parece muy atrevido. Otra cosa es que mucha gente vayamos a ver siempre a los mismos. Pero en fin, no es la razón los grupos (que también, claro, es un festival joder), si no porque en ningún festival (y llevo muchísimos) he encontrado un ambiente que invite a volver una y otra vez como el Sonorama. Aranda se vuelca con el Sonorama y eso se nota, al final no es sólo los conciertos, si no el día por Aranda, las plazas, los bares, los vinos… y algo muy importante también, la fiesta de disfraces del miércoles. Con esto inauguro los consejos de esta segunda parte.

IMG_4163

¿De qué me disfrazo?
Pues a ver, cabe la posibilidad de que busques un disfraz super currado, que te gastes una pasta o que te lo curres tú durante un par de días… pero sinceramente ¿para qué? Vamos a pasárnoslo bien y conseguirás más risas si buscas algo gracioso aunque sea cutre, o incluso mientras más cutre mejor. Y si encima es absolutamente ambiguo, pues ya tienes tema de conversación con las decenas de personas que te van a preguntar de qué vas.

¿Y después de la fiesta de disfraces, que hago?
Desde hace años, la noche antes del primer día de conciertos se forma una buena fiesta en el Café Central de Aranda. Es muy divertida, suelen pinchar gente de Radio 3 y puedes estar allí hasta que casi amanezca. Pero claro, es que antes teníamos dos días de conciertos y esta fiesta era el jueves. Si crees que puedes ir cuatro días a tope sin pinchar, pues ve al Café Central porque lo pasarás de lujo. Algunos ya nos hemos hecho mayores y la idea de tomarnos algo en la acampada e ir a dormir “pronto” nos parece más atractiva. Si te quedas en la acampada tampoco te va a faltar compañía aunque te quedes solo. Porque la gente en el Sonorama es muy sociable.

La gente
Increíble. El Sonorama parece Canadá. Nunca he tenido ningún problema y dudo mucho que lo vayas a tener. Más bien todo lo contrario, y hablo de asistentes, organización y habitantes de Aranda. Es difícil que en los cuatro días no acabes hablando con un montón de gente, pidiendo ayuda por algo o que te la pidan o disfrutando de alguna ración individual de amistad con el camarero de algún bar de Aranda.

Piscina si o piscina no
La eterna pregunta. Cuando vayas a Aranda a comer, a ver los conciertos de las plazas y a disfrutar el ambiente, llévate una mochilita con toalla y bañador. Ahora bien ¿lo utilizarás? Pues depende principalmente de dos factores (dando por hecho que te mole la piscina, si no, está muy claro).
El clima. Durante el día no suele hacer “frío”, pero muchos años no ha hecho suficiente calor como para mojarse el culo. Puede estar nublado, ventoso… y si se llega solo a veinte o veinticinco grados igual no es buena idea meterse al agua.
El tiempo. Si te lo estás pasando tan bien en las plazas como para no mirar el reloj, seguramente se te hará tarde para ir a la piscina. Sobretodo si eres un freak de grupos raros y quieres ver a alguno de los que toquen a primera hora por la tarde.

Ligar en el Sonorama
Llegamos a lo que estabas esperando. “Me han dicho que en los festivales se liga mucho”. Pues no, es mentira. A ver, esto es como todo, si sueles ligar, pues en el Sonorama con tanta gente puedes hacerlo igual. Pero si llevas mi ritmo, que es a tope, sin parar más de lo que dure un concierto en el mismo sitio, y corriendo a otro sitio, y vamos al pueblo, y me tomo cuatro copas y voy corriendo a otro concierto… pues no se liga. Nunca vas a mantener un contacto con nadie que no conozcas ya durante más tiempo de lo que dure el concierto más largo que veas, y si encima eres como yo, que en los conciertos se concentra en la música y pasa de todo si le hablan, pues ni eso. Mi consejo es que vayas a pasarlo bien y si surge algo pues bienvenido sea. Tampoco te voy a decir que he sido durante diez años de piedra, algún teléfono me he llevado (como el de la famosa chica de Teruel que siempre me encuentro pero nunca me atrevo a decirle nada), pero es que me gusta mucho pasármelo bien con mis amigos, aquí que es uno de los pocos sitios donde nos juntamos casi todos a lo largo del año.

Bueno vale, ¿y qué grupos me recomiendas?
No voy a decir los típicos ¿ok? Esos ya te los conoces y sabes si te gustan. Gente como León Benavente o The Hives ya se sabe que van a dar conciertos increíbles así que voy a hacer lista de gente que quizá te perderías por estar perdidos en horarios interminables.

Niño de Elche: de los que recomiendo es el único que no he visto aún pero tengo muchísima curiosidad, espero no equivocarme en la recomendación.

Triángulo de Amor Bizarro: si no les has visto en directo, ya estás tardando. Ponte unas tobilleras, crema para los moratones con los que vas a salir, y prepárate para vivir un FIESTÓN que parece increible sigan montando después de tantos años.

Carmen Boza: me gusta su disco pero tenía miedo de como lo pudiera llevar al directo. Después del Madcool en Madrid, las dudas se despejaron. Por favor os lo pido, tenéis que verla.

Ricardo Vicente: aquí si te digo que lo escuches antes. Pero es que su último disco fue de lo mejor de 2015 y en directo puedes llegar hasta a encontrarte con una lagrimilla recorriendo tu mejilla.

Egon Soda: “Entre un polvo y un concierto de Egon Soda, elijo el concierto”, así describí su concierto hace tres o cuatro años en el Sonorama en twit que luego utilizaron en la revista Rolling Stone para hacer la crítica de dicho concierto. No hay más que decir.

Nudozurdo: Hace mucho tiempo ya que les vi y no le he dado muchas oportunidades al último disco, pero desde luego merece la pena pasarse a verles porque son de lo más original del panorama español.

Maga: siempre son una apuesta segura para disfrutar y para llorar con “Diecinueve”.

Modelo de Respuesta Polar: de nuevo, otra de las apuestas originales del país. Les he podido ver ya un par de veces (una de ella como financiador de su último disco) y merecen mucho la pena.

Y hasta aquí puedo contar. Hay muchos más consejos que os podría dar pero tampoco es plan de centrar mi blog en el Sonorama. Podéis ver lo que he dicho otras veces sobre el festival aquí, aquí y aquí.

Y si tantos consejos te han servido de algo, podrás encontrarme entre concierto y concierto en el escenario furgoneta. Cuando veas en el parking enfrente de los conciertos una furgoneta enorme, con un montón de gente liándola, varias neveras, muchas copas y haciendo el loco… ¡pásate a saludar!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: