Dic 01

Modelo de Respuesta Polar

Estaba “preparándome” la semana santa de 2015. Iba a ir al MBC Fest, en Sagunto. Empecé a configurar playlist escuchando a los artistas que no conocía de aquel festival, cuando de repente me topé con Modelo de Respuesta Polar. Ya habían aparecido por alguna playlist, e incluso me suena de verlos en el cartel de algún festival anterior, es decir, les había oído pero nunca me había parado a escucharles.
modelo-de-respuesta-polar

Y súbitamente ¡bum! algo explotó en mi cabeza. Explorando los dos discos que tenían en aquel momento, llegó “Miedo” y algo hizo click en mi cabeza. Una sensación que pocas veces me ha pasado. Una sensación para la que me es difícil encontrar palabras. Lo más cerca que puedo estar de explicarlo es comparar con el “click” que hicieron en mi cabeza otras dos canciones en el pasado. En el pasado lejano puedo encontrar un leve recuerdo de una sensación parecida con “Inevitable” de Los Piratas, mucho, mucho tiempo atrás, cuando mi vida aún no estaba plagada de conciertos y de música. Y por otro lado, atentos a esto porque los que me conocéis sabéis que esto son palabras mayores. Ese es el “click”, el escalofrío, el quedarse con la cabeza borrosa durante un rato… que tuve al escuchar “Poema nº3” de Standstill.

Después de que mi cabeza me diera esas referencias, no pude más que escucharles compulsivamente y descubrir que de nuevo, por fin un grupo volvía a hablarme sobre mi mismo, más allá de la música.
Les vi por primera vez en aquel MBC y me confirmaron que lo que pasaba en los discos no era algo marginal. Ha habido más grupos, a lo largo del tiempo, que me han dejado un poquito sin aire pero que al verlos en directo, no me han dado ningún problema para recuperar la respiración y con el tiempo, olvidarme de ellos. Si en directo no me emocionan, sus discos terminan por aburrirme. Con Modelo me pasó lo contrario, me fliparon tanto que se convirtieron en unos regulares de mis viajes en metro, de mis noches de insomnio, de mis ratos de escribir (porque también me inspiran).

Por eso no dudé en participar cuando sacaron el crowdfunding de su nuevo trabajo, Dos Amigos. Tengo que confesar que con algo de miedo. Al fin y al cabo sólo tenían dos discos y muchos artistas, al llegar al tercero empiezan a secar lo que antes fue un mar de buenas ideas. Pero no fue así, al contrario. No sabría decir en que han mejorado pero lo han hecho.
El concierto de presentación fue abismal (quitando la gentuza que se pasó el concierto hablando a gritos). Y luego llegó algo que llevaba mucho esperando. La Plaza Del Trigo del Sonorama. Si alguien te emociona en directo, en la Plaza Del Trigo lo multiplicas por diez. Tanto, tanto, tanto, que mi tripa que no me dejó en paz en todo el día, me dio un respiro de una hora para poder disfrutarlos. Porque de nuevo aquello fue maravilloso, como cuando hace mucho mucho tiempo se presentaron allí Vetusta Morla o Izal. Con una diferencia, por aquel entonces aún no estaba extendido el mito de La Plaza Del Trigo como un escenario casi, podríamos decir, catapulta. Ahora en un Sonorama casi se espera más de la gente que toca en El Trigo que de quien toca en el escenario principal a las doce de la noche (va, venga, estoy exagerando pero justificadamente, para que me entendáis). Y aquello estaba abarrotado, para bien y para mal (mal porque no pude acercarme y estuve donde el sonido empieza a ser chungo). Varias personas me preguntaron sobre ellos, que no les conocían y querían saber su nombre, y al verme tan emocionado, debieron pensar, esa era una información que yo debía tener.
dosamics

Hace poco, publicaron en sus redes sociales que iban a grabar un concierto de Radio 3, por si alguien estaba interesado para ir como público. Estas grabaciones suelen ser por la mañana y entre semana por lo que desde que empecé a trabajar, no había podido asistir a ninguna (creo que la última fue Iván Ferreiro presentando Canciones para el tiempo y la distancia), pero me fijé que ellos grababan un viernes por la tarde. Me animé a ir y empezó una hora más tarde de la prevista. ¿Por qué os cuento este dato? Porque esto también dice mucho de ellos. Unos días después, tenía un email invitándome a su siguiente concierto en la Joy Eslava, como compensación por esa hora de retraso. Voy a recalcar que lo único que había que hacer para asistir a aquella grabación era mandar un email con tu nombre, no nos debían nada, pero aún así nos invitaron. Me parece un gesto muy revelador. El caso es que yo ya tenía entrada así que lo que pude hacer fue invitar a otra persona (y así por fin, ir acompañado a un concierto).

Y del concierto de la Joy, pues poco os puedo contar. Fue muy emocionante y muy bonito, hay muchas crónicas que seguro lo expresan mejor que yo, pero daba la sensación de estar presenciando algo grande, un hito en su carrera. Yo salí muy feliz y creo que no fui el único. Al igual que La Plaza Del Trigo, la Joy Eslava influye mucho, para mi sobretodo en su sitio muy especial por toda la gente que ha pasado por allí, y creo que es igual para mucha gente.

Por supuesto, aún habiendo hecho esa comparación de sensaciones con Los Piratas y Standstill, no puedo asegurar que se vayan a convertir en algo tan importante para mi como lo han sido esos dos grupos, porque eso es algo que dirán los años y los discos que tengan que venir, pero desde luego, si tuviera que apostar por un grupo, serían ellos. Ahora, nos toca esperar para ver como desarrollan su carrera.

Ahora van a girar de teloneros con Izal en sitios grandes y no me puedo alegrar más por ellos. Espero que sea un despegue para pasar a ser de esos habituales en los escenarios grandes de los festivales, y dejar de serlo en horarios donde el sol cae a plomo, como en el infame Neox, que casi me los pierdo porque era casi imposible llegar a aquel solar tan pronto.

Si sois de los que me hacéis caso en mis recomendaciones, aquí os dejo una lista con mis temas preferidos, y el enlace al concierto de Radio 3.

Concierto de Radio 3

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: